Discurso de blanda y firme

Poesia de poetas individuales
978-84-123537-3-0
CASTELLANO
150cm
210cm
ANAQUEL DE POESIA
12,00 €

Discurso liríco sobre los temas claves de la existencia: el amor, la justicia, la muerte, el odio o el bien y el mal.«Es este libro, Discurso de Blanda y Firme, de Antonio Perán Elvira, una obra construida sobre una paradoja. Ya desde su título apela a la coexistencia de contrarios que vertebra el poemario y su concepto. Un libro que, escrito desde el hoy, nos trae al ahora la tradición poética española más clásica, y ahí se incardina su segunda y más profunda verdad contrapuesta. Un libro vertebrado en capítulos, a pesar de ser poesía, al gusto de autores clásicos de nuestra tradición poética, cuando la poesía, como en el mundo grecolatina, era la madre nutricia de todos los géneros. Un libro que tiene mucho que ver también con la poesía moral, dialogística, de los albores de la literatura europea, con referentes como Diego de San Pedro y su famosa Cárcel de Amor, o los famosos Debates del Cuerpo y del alma, primeras obras de las letras castellanas en el siglo XII, relacionados con los diálogos socráticos que reflejó Platón en sus Diálogos, como Fedón. Un libro plagado de referencias culturales y literarias, ducho en el oficio poético oo y la tradición, eficaz en el manejo de la métrica y rimas tradicionales, que conecta con un acervo literario fundamental y fundaciona»l. (MANUEL FRANCISCO REINA)

«Filosofar poéticamente es un oficio que sólo una mente lúcida consigue. Como lo hace Antonio Perán Elvira en este poemario. Lleno, además, de imágenes acertadas y juegos propios de una gran epopeya». XOSÉ A. PEROZO

«El círculo innegable que hace rodar los motivos del ser y su contrario: el cuerpo y el alma, Dios y el diablo, el bien y el mal, la justicia y la injusticia, el cielo y el infierno, el amor y el odio, la vida y la muerte» MANUEL GUERRERO CABRERA

«Germinal poemario ilustrador de lo que en el silencio anida este fecundo Discurso de Blanda y Firme de la mano y el cincel de Antonio Perán Elvira: Enorme escanciador de lo que la luz calla» ANTONINO NIETO RODRÍGUEZ