Filosofia para niños juegos de lenguaje nº9 2014

Filosofia para niños juegos de lenguaje nº9 2014.

Editorial:
LAERTES
Año de edición:
Materia
Filosofia popular
ISBN:
978-84-7584-945-4
Páginas:
184
Colección:
FILOSOFIA PARA NIÑOS
12,50 €
IVA incluido
En stock (Entrega en 24-48 h)
Añadir a la cesta

Revista internacional de los Centros Iberoamericanos de
Filosofía para Niños y Niñas y de Filosofía para Crianças
Juegos de lenguaje
En este nº 9 de la revista Filosofía para niños, conversamos qué ocurre a nuestro alrededor cuando concebimos los usos lingüísticos como juegos de lenguaje. ¿Qué acontece en nuestras formas, maneras o estilos de vida en común al narrarnos como inventores y recreadores del sentido del mundo?
En el estilo dialógico de comunicación CIN: acoge-sorprende-conversa-r ecrea-transfórmate en las aulas, los juegos de lenguaje nacen o mueren en sus usos o desusos. Si las personas hablamos en situaciones, en vínculos que interpretamos y configuramos o con-formamos, re-formamos y trans-formamos, entonces, sin el viejo deseo de autoridades no humanas, el poder del educador, el poder de las personas, se cuenta como un saber hacer las humanas medidas en los entornos que habitamos. Este poder o saber hacer formas de convivencia, lo decimos como un saber jugar, como una habilidad para que nuestros proyectos, intereses, valores y sentimientos sirvan o jueguen a nuestro favor, a favor de la creación de oportunidades vitales para todas las personas.
Y así, la vida es juego, es un ponernos en juego, puro acontecer de relatos ùde relaciones simbólicas en asociaciones humanasù que fantaseamos como poemas inacabados de nuestra común demanda de humanidad. Y la imaginación filosófica es amor a los juegos metanarrativos de lenguaje, ese cuidado de sus usos en el que prestamos una especial atención a nuestras extrañas y variopintas maneras de andar creando mundos.
Las personas somos frágiles, no tenemos más respuestas a mano para nuestras formas de vivir que las que hemos creado entre nosotras, por y para nosotras. Para eso, quizás, ese regreso al propio desconcierto, ese afán de reescribirse, ese deseo de espíritu filosófico infantil que investiga, busca, crea y encuentra experiencias auténticas de vida, apasionadas, comunicadas, vinculadas al reconocimiento mutuo como personas entre personas. Como quería Wittgenstein en sus Investigaciones filosóficas: -La expresión "juego de lenguaje" debe poner de relieve aquí que hablar el lenguaje forma parte de una actividad o de una forma de vida-.