La historiadora

Ficcion moderna y contemporanea
978-84-16517-96-1
CASTELLANO
800
230cm
150cm
NARRATIVA
27,50 €

Durante siglos se lo ha considerado un mito.

Una leyenda.

Un nombre que despierta terroráen el corazón de los hombres.

Pero ahora, alguien está dispuesto a descubrirásu verdadera historia.

Durante años, Paul fue incapaz de contarle a su hija la verdad sobre la obsesiónáque ha guiado su vida. Pero los secretos siempre terminan saliendo a la luz.

La obsesión de Paul comenzó con la desaparición de su mentor, el profesoráRossi. Desde entonces, Paul ha recorrido antiguas bibliotecas, monasterios olvidadosáy aldeas remotas. pero cuanto más se acercaba a Rossi, más se acercabaáa un misterio, a una leyenda, que había aterrorizado a millones de humanos a loálargo de la historia.

Un misterio que ha dejado su rastro de sangre en viejos manuscritos, en libros,áen canciones y en historias contadas entre susurros.

Mientras Paul y su hija se acercan a la verdad tras la desaparición de Rossi,átambién podrían estar a punto de enfrentarse a un peligro mucho peor que laámismísima muerte.

Y en sus corazones solo retumba una pregunta.

¿Es posible que la tumba de Vlad el Empalador esconda algoámás que el cuerpo de un asesino legendario?

«Unas localizaciones exóticas,áuna historia tentadora, un legado familiaráy un gran amor por lo sangriento: es difíciláimaginar que los lectores no sientanála tentación de devorarlo.»

Publishers Weekly

«Una fantástica adaptación de la leyendaá(.) Ha llegado una nueva Reina de laáNoche, y arrasa con todo.»

Kirkus Reviews

«Extra ordinaria...áKostova es una narradora nata.áHa renovado el mito del vampiroáconvirtiéndolo en una novelaácontemporánea convincente queámantendrá al lector despierto hastaáaltas horas de la madrugada.»

San Francisco Chronicle

«Hipnótica.áUn viaje apasionante a travésáde la historia.»

The Denver Post

«Una novela compuesta a partes igualesáde suspense, historia y romanticismo.áKostova posee un agudo sentidoáde la narración y tiene un relatoámaravilloso que contar.»

The Baltimore Sun