Tambor de hojalata,el

Tambor de hojalata,el.

Editorial:
ALFAGUARA
Año de edición:
Materia
Ficcion moderna y contemporanea
ISBN:
978-84-204-2356-2
Páginas:
680
Colección:
ALFAGUARA LITERATURA
22,90 €
IVA incluido
En stock (Entrega en 24-48 h)
Añadir a la cesta

-Grass escribe con furia, amor, desprecio, sentido de la comedia y de la tragedia... y todo con una conciencia implacable.- John Irving Oskar Matzerath, uno de los personajes literarios más entrañables de nuestro tiempo, es un niño que se resiste a crecer porque la sociedad pequeñoburguesa del nazismo no le gusta. También es un malévolo enano que destroza cristales; un ser vulnerable, enamorado siempre de alguna mujer a la que idealiza; un superdotado obsesionado por el sexo; un ser de pestañas negras y bellas manos y un repulsivo jorobado; un asesino por encima de cualquier moralidad que no vacila en eliminar a quien lo molesta pero consigue crear con su tambor una música arrebatadora. Publicada en 1959, la novela cosechó un éxito inmediato e inauguró la nueva literatura alemana. Medio siglo después, la fascinación que despierta no ha terminado. Lo que antes parecía provocador, pornográfico o blasfemo resulta casi anecdótico, pero quedan el soberbio estilo, la genialidad, la lucidez de su crítica cruel y la irrefrenable imaginación. Oskar Matzerath sigue redoblando y su redoble continúa estremeciendo. -El secreto de Grass radica en el equilibrio precario y único que ha conseguido crear entre su anárquica fuerza imaginativa y su raciocinio artístico superior.- Hans Magnus Enzensberger -Un autor que se ha hecho responsable de forma ejemplar de la credibilidad alemana en el mundo.- Adolf Muschg -Grass escribe como testigo de su época. Su proyecto literario se erige contra el olvido y el silenciamiento del pasado.- Cecilia Dreymuller -A los catorce y quince años había leído dos veces Grandes esperanzas (Dickens hizo que quisiera ser escritor), pero fue la lectura de El tambor de hojalata, a los diecinueve y los veinte, la que me mostró cómo hacerlo. Fue Günter Grass el que me enseñó que era posible ser un escritor vivo y escribir con toda la emoción y el lenguaje desbordado de Dickens.- John Irving

Otros libros del autor