LA ESCONDIDA SENDA

LA ESCONDIDA SENDA. ESTUDIOS EN HOMENAJE A ALBERTO BLECUA

Editorial:
CASTALIA EDITORIAL
Año de edición:
Materia
Literatura
ISBN:
978-84-9740-528-7
Páginas:
572
Encuadernación:
TAPA DURA
Disponibilidad:
Podemos conseguirlo en 1 semanas

Pocos nombres del hispanismo, si algún otro hay, suscitan tanto consenso como el de Alberto Blecua, por la excelencia de su labor, su papel como renovador –y aun refundador– de determinadas áreas de la disciplina, la amplitud de su magisterio y la decisiva impronta de su personalidad en todos aquellos, grandes e chicos, que han tenido el placer de tratarlo y de aprender con él.

Alberto Blecua no merece un homenaje, sino muchos. El que el lector tiene en sus manos es uno de los posibles: el que le brindan quienes se han formado cerca de él, en su estela. A todos nos une una relación estrecha con el maestro, ya fuese como alumnos en la etapa de formación, ya posteriormente en las sendas de la investigación y la carrera profesional, con el eje vertebrador que ha supuesto Prolope, el grupo de investigación que puso en pie hace veinte años. Aunque él haya preferido definirse siempre como un investigador solitario, ha sido capaz de tutelar un proyecto que ha orquestado muchas voluntades, anhelos y resultados y que ha generado vínculos inquebrantables. De sus discípulos y más estrechos colaboradores surge, llegado el momento de su jubilación como catedrático de literatura española de la Universitat Autònoma de Barcelona, este homenaje con el que queremos demostrarle todo nuestro reconocimiento y afecto.

Desde luego que en los trabajos aquí reunidos también hay, de forma implícita, un retrato de Alberto Blecua. La atención a asuntos relacionados con el Libro de buen amor, la crítica textual, la poesía del Quinientos, Cervantes o Lope, no menos que el sesgo con que se leen, entienden, sitúan y explican las obras literarias deben buena parte de su impulso a lecciones aprendidas de él. Todas las contribuciones se han escrito teniéndole en mente. Por supuesto, la suma de los discípulos no iguala al maestro; quizás alcanza a ver algo más lejos porque se encarama sobre sus hombros. Los artículos se ordenan cronológicamente, en un recorrido que abarca del siglo XIV al XX. El título, que se acoge a un verso de sobras conocido (quizá habría sido más del gusto del homenajeado alguno de Burguillos, Padilla o Argensola), quiere poner el volumen bajo la advocación de fray Luis, a quien dedicó un luminoso estudio y de quien conoce alguna que otra composición inédita. En La escondida senda se rinde tributo, pues, a una manera de ser y de conocer, una forma irrepetible de conjugar el rigor y la generosidad, la agudeza y la humildad. Aunque el destinatario de este volumen sea un ciceroniano confeso, fue Séneca quien dijo que la única libertad verdadera es la sabiduría. Alberto ha sido y es un hombre libre, porque es sabio, con una sabiduría –sine pompa, sine invidia– que nos ha hecho algo menos necios y un poco más libres a los demás.

(Del prólogo de Gonzalo Pontón y Eugenia Fosalba)

Otros libros del autor